jueves, julio 22, 2010

Malditas trampas, malditas!!!

No sé que sea peor, las malditas trampas para los ratones o que de algún modo, se nos ha inculcado una especie de terror cada que vemos un ratón corriendo por nuestra casa.

Mi mamá siempre les ha tenido fobia, incluso hasta a esos seres tan bonitos llamados hamsters. Pero cuando se entera que algún canijo ratón se metió a la casa y anda a placer por ahi, paseandose... tienen que llegar las malditas trampas.

Lo peor de todo es que esos avances en tecnología, por llamarlos de algún modo, en lugar de avanzar para bien, pareciera que retroceden, porque lejos de innovar con métodos menos dolorosos, lo hacen con métodos horribles.

Hace poco leí de un rescate a un gatito, y que parte de su pelito se había visto afectado porque se le había pegado una de esas horribles trampas para ratones, de esas que son plaquitas y llenas de poderoso pegamento. Según contaban, se les dificultó bastante el poder dejar el pelito como nuevo.

Pues bueno, como desde hace unos días hay un ratoncito corriendo por la casa, tenían que llegar las malditas trampas esas.

Hace unos días lo escuché, escuché al canijo ratón haciendo su escándalo y traté de sacarlo... moví, pegué, hice lo que se me ocurria para que saliera de su escondite y se saliera de la casa. Pero mis intentos fueron en vano, quizá se salió y se metió en otro lado sin que me diera cuenta... pero no logré echarlo de la casa sin que saliera lastimado.

Sé que muchas personas se preguntarán: "¿Qué te importa ese ratón?, solo trae enfermedades", bueno, no esperaba quedármelo como mascota, admito que también me dan algo de miedillo, pero no por eso estoy de acuerdo en que se les mate y/o se les atrape con ese invento de porqueria para después, matarlos.

Finalmente es un ser vivo que también siente, que así como nosotros le tenemos miedito, él también siente lo mismo, apenas ve una luz o escucha un ruido, corre para mantenerse seguro.

No estoy de acuerdo en esas trampas, pero es dificil hacer entrar en razón a mis padres y hacerles entender que son formas muy crueles de deshacerse de una pequeña molestia. Si cuando rescato algún perrito y/o gatito de la calle me dan sus sermones de "¿Para qué te metes en problemas?, mejor déjalo ir", imagínense con un "simple" ratón callejero.

Lo único que me quedaba era estar pendiente de algún ruido, de hacer lo posible porque ese pequeño y latoso roedor escapara con vida de la casa.

Pero... algo pasó.

Hoy en la mañana entré a la cocina y vi a un animalito en la trampa... era gris, peludito... para mí, tenía que ser un ratón, pero no... me acerqué y vi q era un pequeño colibrí :(. Intenté agarrar la trampa y su aleteo me asustaba, era una reacción tonta que me provocaba, pero después pensé, "Está atrapado, tengo que ayudarlo".

Ya anteriormente intenté liberar a un ratón de esa maldita trampa, con agua, pero no dió resultado, era necesario usar un solvente, no había de otra. Así que lo primero que me vino a la mente fué el alcohol.

Saqué al colibrí al jardín, corri por la botella de alcohol y le empecé a echar poco a poco... ¡Funcionaba!, estaba feliz =). Poco a poco comencé a liberarle sus patitas y su ala, desgraciadamente perdió muchas plumitas :( pero finalmente quedó libre. Ví como voló, no alto, pero pudo irse, se fué a meter a las ramas de la bugambilia pero nunca ví que volara demasiado.

Fuí por un poco de agua para ponerla en un pequeño botecito, por si tenía sed... me acerqué a la bugambilia, buscándolo y lo vi... estaba en la tierra, temblando. Me acerqué y no hizo nada por escapar, me di cuenta que lo había liberado, pero que habia salido lastimado.

No sé si fué por el alcohol, o el se lastimó al querer safarse de esa maldita trampa.

Lo recogí, estaba empapado (obviamente por el alcohol), asi que lo enjuagué suavemente con aguita tibia (nunca salió la maldita agua caliente ¬¬), y me lo llevé a mi cuarto.

Está temblando y respira muy agitadamente, casi no abre sus ojitos. Llamé al veterinario y me dijo que generalmente es dificil ayudar a estos animalitos, más cuando son silvestres, más cuando son colibries.

Me dijo como podía alimentarlo, pero no como ayudarlo a sanar, es dificil que mejore. Yo lo veo muy mal y es lo que me duele. Me duele que quizá no sobreviva y los pocos minutos u horas que tiene de vida, quizá esté sufriendo, pero no sé que hacer. ¿Que tal que con este cuidado tan simple que le doy, mejora? ¿Qué tal que solo está así por que está mojadito? ¿Qué tal que con un poco de reposo, se alivia?

Lo tengo en un cajón, le improvisé un nido con mis bufandas... y con dolor y algunas lágrimas, estoy escribiendo esto.

Solo me queda esperar...

1 comentario:

  1. es bastante triste la historia de este colibrí, nunca se me había ocurrido que un ave podría caer en una trampa para ratones. a estas trampas les ponen además algún tipo de sebo que atrae al animal para hacer mas facil su captura. nunca había caido en la cuenta de lo cruel que es.
    yo tambíen he rescatado aves, tal vez la situación del colibrí era dificil pero te comparto lo que me ha funcionado por si alguna vez te encuentras un ave en apuros. lleva al ave en un cesto de mimbre a tu jardín o a un parque cercano, como está herido tardará algunos dias en poder volar. déjalo un buen rato en el cestito sin que lo tapes, el sol les hace bien, y también el hecho de escuchar mas aves los tranquiliza, si tienes jardín saca el cesto con el ave mientras haya luz de sol y mételo a tu casa por la noche. si no lo tienes procura quedarte un buen rato en el parque para que reciba sol. despues de unos días si se ha recuperado podrá volar y se irá. lo he hecho muchas veces y funciona :) mientras puedes darles migajitas de pan y agua

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India