martes, noviembre 09, 2010

Las narices frías de los perros


Naricitas frías


Bueno, más que frías, son húmedas pero era para recordar un poco aquella película de los 101 Dálmatas, que acá en México le llamaban también "La noche de las narices frías" jeje.

¿Te has preguntado por qué los perros tienen la nariz húmeda?

Los perros tienen la nariz casi permanentemente húmeda debido a la segregación de varias glándulas que se encuentran bajo la piel, el ocio en su interior es surcado por pliegues etmoidales numerosa y finos. Todo esto fortaleciendo por una delicada mucosa, la cual le hace percibir olores que los humanos no pueden.




Los perros necesitan tener la nariz húmeda porque les ayuda a captar los olores, que son transmitidos a las membranas nasales. Estas membranas cubren unos huesos muy finos, que mediante unos pliegues en espiral aseguran que el perro pueda captar hasta el más ínfimo olor. Esta membrana nasal tiene una serie de células sensoriales que transforman los olores en mensajes químicos, que son transmitidos al cerebro.

Aunque es verdad que una nariz fría, mojada puede ser una muestra de la buena salud en un perro, no es un barómetro confiable. Según muchas guías, la nariz canina es normalmente fresca y húmeda, pero no mojada. No tiene ninguna glándula del sudor; la humedad es causada por la guarnición del moco.



Otra idea falsa es que podemos decir cómo está nuestro perro con solo tocar su nariz. Si la nariz de tu perro es caliente, puede ser que tenga una fiebre. Mientras que nuestros amigos peludos apreciarán ciertamente la atención, la nariz no es una medición exacta de la temperatura. Un animal doméstico con una fiebre podía tener una nariz caliente y seca o fresca y húmeda. No debemos confiar en nuestras manos para tomar una temperatura exacta.


También tenemos el caso contrario...


¿Qué pasa cuando nuestra mascota tiene la nariz seca?

La nariz seca en un perro muchas veces es considerada sinónimo de enfermedad, pero en realidad no es así; puede pasar de húmeda a seca incluso varias veces al día, por distintos motivos.


El sol es uno de ellos, si tu mascota estuvo un buen rato bajo los rayos solares, esto puede provocarle una quemadura que resecará su naricita. Otras fuentes de calor y ambientes con poca ventilación también provocan el mismo efecto.

De todas maneras, es bueno consultar al veterinario para que él pueda indicarte alguna loción que podrás aplicar en la nariz para aliviar su quemadura, o alguna otra forma de protección.
Consulta al veterinario qué tipo de loción solar puedes usar para tu perro. Es importante proteger a los que tienen tendencia a padecer quemaduras solares ya que quemaduras repetidas podrían dar lugar a cáncer de piel. Si la nariz de tu perro está agrietada y tiene costras o llagas, es posible que tenga un trastorno cutáneo y sería prudente llevarlo al veterinario para una revisión.

Examinar la nariz de un perro es una buena manera de controlar otros problemas. Los perros con narices pálidas o rosadas tienen tendencia a padecer quemaduras solares. Si su perro tiene la nariz seca y roja o si la piel de la nariz se descama, posiblemente se haya quemado por el sol.

En resumen, la trufa de nuestro perro es un órgano vital que tiene que permanecer húmeda y brillante, no sólo por cuestión estética sino también por su salud ya que a través de ella respira y huele. Un simple estornudo, una ligera hemorragia, un arañazo no deben preocuparnos. Si persisten o se agudizan los síntomas pueden ser indicativos de algo más importante.




Estornudos


Hay que tener en cuenta que en ocasiones, nuestra mascota estornuda y dicho estornudo puede ser de dos clases:

- Aislados, no son preocupantes. Su mucosa nasal es muy sensible a las diversas cosas que puedan ser inhaladas.
- Contínuos, no son preocupantes. Si se dan en ciertos ambientes y en exceso ya que indica una fuerte sensibilidad a determinados agentes del ambiente como pueden ser los perfumes, desinfectantes, etc.

Es importante observar que al mismo tiempo que estornuda el animal no sacude la cabeza, o que no le sangre la nariz o que respire con dificultad, si es así lo más posible es que nuestra mascota tenga alojado un cuerpo extraño en su fosa nasal. En este caso acudiremos al veterinario, nunca le hurgaremos la nariz.

Al examinar la nariz de nuestro perro, también es importante observar la secreción nasal. Si la nariz moquea, la mucosidad debe ser transparente. Si la mucosidad es espumosa, espesa, amarilla, verde o incluso negra, debemos llevarlo, sin falta, al veterinario para una revisión.


Cambios de coloración

Existen algunos casos en los que la trufa palidece, no se sabe muy bien por qué, simplemente aparece. Esto no se debe confundir con el vitíligo, que aparece en trufas pigmentadas negras. Estas llegan ha adquirir un color rosado, a menudo en forma de manchas, no tiene efecto nocivo para la trufa pero no hay tratamiento para que el pigmento vuelva a salir.


Cambios de temperatura

La trufa tiene que estar fría, húmeda y lisa. Si está caliente, seca y agrietada no significa que nuestra mascota esté enferma. Esto se puede deber a que el animal ha estado al sol o sentado en un sitio caliente temporalmente. Si le gusta excavar y frotarse la trufa contra el suelo lo mas seguro es que tenga la trufa agrietada. La solución es evitar estas situaciones, sin más trascendencia.

Ciertas lesiones serán para siempre cuando afectan a la zona oscura de la trufa, como son la queratosis o las descamaciones, quedando reseca de por vida. El caso más grave de resequedad de la trufa se denomina Nariz de Colli, enfermedad hereditaria. La parte superior de la nariz se pela y aparece ulcerada y con moco. En este caso conviene acudir a nuestro veterinario cuanto antes, ya que el empeoramiento puede ser muy rápido. Esta patología se puede dar por la exposición al sol.


Un cuento popular bíblico nos dice que Dios concedió narices mojadas frías en los perros en el arca de Noe para evitar hundirse. Uno de los dos perros que Noe había elegido estaba en patrulla cuando él descubrió el agua que filtraba a través de un agujero en el casco de la arca. El perro listo pegó por instinto la nariz en el agujero pequeño para evitar el hundimiento . El segundo perro corrió para alertar a Noe, que entonces reparó rápidamente el agujero. Los perros evitaron un desastre importante. Dios deseó recompensarlos por su acto heroico. Él les dio una nariz fría y mojada como símbolo de buena salud.



Fuentes
Foro Coches

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India