sábado, abril 09, 2011

Sobre lo que consumes - LA LECHE



Si bien la leche es un alimento natural y nutritivo, su obtención, tratamiento, manejo y publicidad han generado controversia.

Mucha gente cree, que utilizar la leche de las vacas no conlleva ningún mal. Se tiene la imagen idílica de que las vacas son como nos las muestra la publicidad: libres y agradecidas a la empresa que las explota. Pero, la realidad es muy distinta.
Una vaca lechera tanto en una granja industrial como ecológica es simplemente una propiedad. Es un medio para ganar dinero. Se crían con el fin de que sean productivas para el ganadero y la calidad y duración de su vida depende de esta productividad.

Sabemos que las vacas no dan leche como da agua un grifo. Las vacas, como todas las hembras de mamífero, tienen que quedarse embarazadas y dar a luz, para que las glándulas mamarias den leche.



"Hay más crueldad en un vaso de leche, que en un pedazo de carne".


¿Qué pasa con los terneros?

Como mamíferos al igual que nosotros, las vacas tienen un instinto maternal muy fuerte, y por ello sufren enormemente al ser separadas de sus crías. Los terneros no resultan beneficiosos a la industria láctea, y por ello son vendidos para ser asesinados por su carne.

Ante esta separación, en múltiples granjas se escucha a las vacas lamentarse durante días. El sufrimiento que esta separación ocasiona a la cría es difícilmente imaginable. Se han dado casos de vacas que han llevado acabo actos asombrosos para juntarse con sus terneros, una de ellas caminó durante 7 millas para poder reunirse con su hijo después de que éste fuera vendido en una subasta.

A las vacas se les insemina cada año aproximadamente. Si el ternero que nace de ese embarazo es macho, es separado de su madre al poco tiempo para que no se beba la leche que irá al consumo humano. Su destino es una corta vida de encierro para después terminar en el matadero.

La carne de ternera que se vende en los supermercados es, en definitiva, un producto más de la explotación lechera. 

Por otro lado, a ningún empresario/a le interesa alimentar a animales que no le son productivos. Aproximadamente a los 5 años, después de dar a luz a 4 o 5 terneritos/as, las vacas son mucho menos productivas, por lo que se las lleva al matadero y son sustituidas por sus hijas. Una vaca puede vivir entre 20 y 25 años, pero se las mata a los 5 años. Su carne, su cuero, sus huesos, etc. serán aprovechados también por la industria.

Esta descripción es muy fría y está bastante deshumanizada, pero la realidad es bastante más cruda, pues podemos imaginarnos el sufrimiento que causa tanto a la madre como a los/as hijos/as la separación, o las formas de inseminación, el marcado del "ganado", etc...

La industria láctea es la misma industria que la de la carne o el cuero: los filetes de ternera son los cadáveres de los hijos de las vacas lecheras y el cuero es la piel de las madres y de sus hijos.




Consumir lácteos descalcifica

La leche es un alimento esencialmente graso, puesto que es el alimento exclusivo para cualquier cría de mamífero y es cuando ésta debe construir su cuerpo, rodeando cada una de sus células con una bicapa lipídica, es decir una doble capa de grasa, así mismo nutrir el cerebro, donde la materia gris y blanca son compuestas mayoritariamente de grasa.

Todos somos intolerantes a la lactosa, en mayor o menor medida el cuerpo lo manifiesta. Jamás ha existido en la naturaleza un mamífero que nunca destete y mucho menos que se alimente de la leche de otra especie. A los 3 años de edad dejamos de producir Lactasa, la enzima que, cuando bebés, nos permite digerir el azúcar mayoritario de la leche, la Lactosa. La Lactosa sin Lactasa disponible, fermenta, dando energía a hongos, parásitos y células cancerosas.




¿Cómo se obtiene la leche?

Para que una vaca produzca leche debe estar embarazada. En la jerga de la industria láctea el recinto donde se insemina artificialmente a las vacas se denomina "potro de violación". La vaca es encerrada y un veterinario se pone un guante de látex hasta el hombro e introduce su brazo completo en la vagina de la vaca.

Cuando nazca su becerro, para robarle la leche en beneficio (sólo monetario) de los humanos, es necesario privarle, a aquel, de su alimento. Será separado de su madre, con desesperación y sufrimiento de ambos; es sabido que el ferviente instinto materno de protección y el estrecho vínculo con su cría son una constante en la naturaleza. La cría será alimentada con una mezcla líquida e inmovilizada para evitar el desarrollo muscular.

Esto le causará una Anemia Ferropénica, con lo que su "carne" será blanda y pálida y, a los pocos meses de vida, será enviada al matadero, para ser convertida en carne de ternera.

Para extender el tiempo y producción de leche (hasta 10 veces lo natural), la vaca es inyectada con Hormona de Crecimiento Vacuno (prohibida en Europa por cancerígena. Ver documental La Corporación), que le causa metástasis; sus mamas a menudo llegan hasta el suelo con forúnculos que supuran pus y sangre, experimentando mucho dolor continuo. La producción de leche merma, de todos modos, por el ciclo natural del destete y la vaca es violada otra vez, separada de su cría otra vez y así varias veces a lo largo de una penosa vida en la que pasará horas enchufada a una máquina que a menudo además de leche, no infrecuentemente arrancará de sus mamas también pus y sangre.

La llamada "vaca lechera", que incluso en la India termina sus días en el matadero (Ver documental Earthlings), será enviada enferma y exhausta al matadero cómo carne de segunda, tras 4 o 5 años de esta tortura infernal, cuando en libertad habría vivido 20.

Todo ese estrés y adrenalina es consumido por la “humanidad lactante” que paga el karma de la cosificación de la vida con sus tortuosas enfermedades. No es casual que la ingesta de lácteos esté directamente relacionada con el cáncer de mama.




Otros animales explotados por su leche

Las vacas no son los únicos animales explotados por su leche. Las ovejas, las cabras, las yeguas, son también utilizadas por el mismo motivo. En todos los casos se repite la misma injusticia: individuos criados, privados de libertad y finalmente asesinadas con el objetivo de obtener de ellas algún producto para nuestro consumo.



Alternativas a la leche de animales

A pesar de lo que digan las campañas publicitarias de la industria láctea o de lo que estamos acostumbradas/os a escuchar, no es necesario tomar leche de animales no-humanos para disfrutar de buena salud y obtener el aporte diario necesario de calcio. Podemos sustituir la leche en el caso de que queramos por otras leches de origen vegetal.


¿... y el calcio?

Cierto es que necesitamos calcio para mantener nuestros huesos fuertes y prevenir la aparición de enfermedades como la osteoporosis, pero la leche de vaca o los productos lácteos no son ni la única ni la mejor fuente de calcio. Podemos obtener calcio de otros alimentos tales como las verduras de hoja verde, los frutos secos, espinacas, leche de soja enriquecida, tofu, margarinas vegetales, zumo de naranja enriquecido con calcio, higos secos, sésamo, tahini, melaza, etc.



¿Cómo llega la leche a tu mesa?


Ve este video





Fuentes:

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India