sábado, mayo 11, 2013

Mujeres embarazadas, ¿mascotas a la calle?



Por desgracia, esta historia es muy común: una mujer decide embarazarse (o ya lo está) y su médico le recomienda que no tenga ningún contacto con animales, es más, si tiene mascotas (en especial gatos), deberá deshacerse de ellas.

Para muchas personas las mascotas forman parte de su vida y se convierten en un miembro más de la familia con su propio espacio, sus necesidades y sus hábitos.
Los perros, los gatos e incluso las aves o los roedores son animales extremadamente alegres que nos ofrecen compañía y mucho cariño. ¿Por qué no habría de seguir siendo así durante el embarazo?

Las principales razones que los doctores dan para deshacerse de las mascotas son:

- El pelo del animalito es malo para la salud.

- Los perros jugando, pueden tirar a la futura mamá.
- El gato es lo peor que puede haber para una mujer embarazada, le puede contagiar la toxoplasmosis y tener un hijo deforme y con retraso.

Esta misma prohibición es reforzada al comentarlo con familia y amigos. Muchos de ellos les recomendarán a los futuros padres que se deshagan de sus mascotas. Pero eso , NADIE se ofrecerá a cuidar de estos animales mientras dura el embarazo, los tratan como si fueran portadores de las enfermedades más terribles del mundo.

Lógicamente aquellas mujeres que no se informan, se asustan y la mascota va a dar derechito y sin escalas a otro dueño o a la calle. Una mascota es una gran compañía para una mujer embarazada, y con un poco de ayuda, no tiene porque representar ningún problema o peligro.

Es cierto que se deben tener algunas precauciones, pero en realidad son las mismas que generalmente deberíamos tomar, como medidas de higiene y de seguridad.
A veces pareciera que los médicos están en contra de los animales, de todo les quieren echar la culpa. Lo primero que preguntan en muchos casos es: "¿Tiene perro o gato?, ah! con razón, entonces es por eso..." qué cómodo ¿no?.





¿Qué enfermedades puedo contraer?


Antes que nada, debemos recordar que durante el embarazo, no sólo es posible enfermarse por estar en contacto con las heces de un animal. Una mujer embarazada puede también enfermarse (y por ende, también al bebé), al no tener cuidado en preparar los alimentos o al ingerir alimentos contaminados. Pero esto puede ser evitado si se toman las precauciones necesarias para evitar enfermedades tales como la
listeriosis, la toxoplasmosis y la salmonelosis.

El gato y la toxoplasmosis: Para que nuestro gato se contagie de esta enfermedad debe haber estado en contacto con carne cruda que tuviera este microorganismo o con gatos contagiados (ambos son los medios más comunes de transmisión), lo cual descarta casi automáticamente a los gatos caseros que comen croquetas.
Además, si una mujer ha tenido gatos a lo largo de su vida, lo más probable es que ya esté inmunizada contra este microorganismo. Entonces, las probabilidades de infectarse son mínimas, lo cual no justifica deshacernos de nuestro gato.

Hay infinidad de notas que son alarmistas y dicen "Enemigo en casa, la mascota que pone en peligro su vida, etc, etc, etc." y lo único que logran es aumentar las estadísticas de animales abandonados.


¿Cuantos niños no se han contagiado en la escuela de paperas o sarampión y no por eso dejan de ir, ¿o si?. Frecuentemente hay gente con tos y gripa que nos da la mano y saluda, y no por eso los dejamos con la mano extendida ¿o si? O peor aún, las estadísticas de sida van en aumento y la gente sigue sin tomar precauciones; y esto es mucho más probable que suceda a que nuestra mascota nos contagie algo.


El pelo: Es cierto que el pelaje de la mascota es alergeno para muchas personas, pero un cepillado constante elimina casi por completo el problema, igualmente el tener áreas determinadas donde nuestro perro o gato puede o no entrar.

Que la mascota tire a la embarazada: Si nuestra mascota normalmente no se nos para de manos, difícilmente comenzará a hacerlo. De todos modos siempre es bueno educarlos para que no lo hagan, no sólo por seguridad sino por limpieza, ya que da mucho coraje salir recién bañado con nuestra ropa limpia y acabar con huellas de lodo en la camisa.


Pero para efectos de seguridad, cuando la mujer tiene más meses de embarazo, puede evitar el salir sola a donde esté el animalito (en caso de que éste sea muy efusivo), el esposo o los otros hijos pueden ayudar a darle de comer y limpiar sus heces, para evitar el contacto de ella con cualquier bacteria o virus.


En general un perro o gato no representa mayor peligro, y una familia que quiera a su mamá o esposa, colaborará en la casa para evitarle cualquier molestia. Hay que recordar que desde el momento en que adquirimos a una mascota ésta también pasa a ser parte de la familia.






Medidas de prevenci
ón

Aunque nuestras mascotas pueden ser también una fuente de infección, de ningún modo se aconseja el deshacernos de ellas, simplemente se deben tomar ciertas precauciones al convivir con ellas, especialmente con los gatos:

-
Después de jugar o acariciar a nuestras mascotas u otros animales: no tocarnos la boca y lavarnos las manos antes de comer o preparar alimentos. Si lo prefieres, utiliza también alcohol en gel, en caso de que no te sea posible lavarte las manos de manera inmediata.
- Utiliza recipientes especiales para tus mascotas (nunca los que o tu familia utilizan), y lávalos separadamente de las tuyos.
-
Si se trata de gatos, manten limpio su arenero pero evita hacerte cargo de su limpieza (durante el embarazo), si no es posible, utiliza guantes de goma e inmediatamente después lava tus manos y lava o desecha los guantes lejos de donde escurras los trastes o prepares los alimentos.
- Lleva a tu mascota al veterinario para una revisión de heces y sangre. El veterinario te indicará cómo tratar a tu mascota en caso de que de positivo en sus análisis.
- Es importante el siempre desparasitar a nuestras mascotas y llevarlas a revisión veterinaria.

- Siempre lleva guantes cuando trabajes en el jardín: la tierra puede tener heces de animales enfermos y/o puede contener huevecillos del Toxoplasma, siempre utiliza guantes. No te lleves las manos a la cara o boca mientras trabajas con la tierra.


Existen muchos estudios que muestran que los niños que crecen acompañados de perros o gatos tienen menores probabilidades de sufrir alergias y asma a medida que crecen. Se puede decir que al evitar que los niños pequeños o las mujeres embarazadas convivan con mascotas lo único que se logra es que sus sistemas inmunológicos se debiliten y se hagan más propensos a desarrollar algún tipo de alergia o incluso asma.


Hay investigaciones que revelan que al exponer a un niño a gatos y a perros durante su primer año de vida tanto sus defensas como su función pulmonar mejorará con relación a niños que no lo hicieron y lo hará menos susceptible a posibles alergenos.





Entonces, ¿si puedo convivir con animales?


CLARO!!! Puede convivirse con mascotas antes, durante y después del embarazo siempre y cuando se tengan medidas higiénicas de forma permanente.


No te dejes llevar por médicos ignorantes, que dicen o insisten en que no debemos conservar a nuestras mascotas porque son un peligro potencial para nuestro bebé por nacer.

Si ya tenemos hijos, ¿qué explicación absurda les daremos cuando lo apartemos de su mejor amigo animal? ¿Seremos capaces de abandonar o regalar a su mascota?
.

En el caso de que sea el primer bebé, ¿qué le diremos cuando crezca y vea fotografías de aquella mascota “peligrosa”? ¿Le mentiremos torpemente o seremos capaces de decirle la verdad, bajo el riesgo de que crezca con una idea igualmente equivocada o de que nos diga que cómo fuimos capaces de deshacernos de nuestro animal favorito por causa de un médico mal informado?.

Finalmente hay que recordar que una mascota es excelente para controlar el estrés, para relajarnos y para hacernos compañía; en general, son más los aspectos positivos que negativos de conservarla. A menos que exista una razón médica válida y justificada, caso en el cual lo mínimo que podemos hacer es encontrarle un excelente hogar, no es justo echar a un miembro de la familia a la calle por la llegada de otro.



Fuentes:
MASCOTAS + EMBARAZO = ¿Daño al bebé?
Por: Mayra Cabrera

Mascotas abandonadas, mujeres embarazadas
Proyecto Mascota

1 comentario:

  1. eso es cierto mi mama tenia perros, conejo y cuando quedo embarazada de mi hermano (tercer hijo)el medico le dijo q se deshiciera de ellos los regalaron y el niño nacio alergico a todo tipo de animales, sin tener contacto ya se le activaba la alergia y pues de cerca peor, lo llevaban al medico le recetaban cremas y el resultado el mismo hasta quie cuando el tenia como 5 años mis papas decidieron volver a tener perro la alergia obviamente se le alboroto hasta un punto q empezo a bajar la alergia era un brote en casi todo su cuerpo q le producia piquiña hasta el punto de hacerse salir sangre aun evitando el contacto y ulizando los remedios, y ahora el convive con perros y gatos y ya tiene 17 años y la alergia se le empezo a quitar fue cuando tuvo contacto directo con animales antes no y ya lo q queda de esa alergia es nada, espero les sirva la experiencia, por mi parte tengo 26 años y toda mi vida he convivido con perros y gatos y nunca he tenido ningun tipo de alergia.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India