sábado, noviembre 20, 2010

10 cosas que pueden afectar la salud de tu perro

Los perros son animales curiosos por naturaleza y que suelen meterse en problemas por su curiosidad. Como no tienen manos para explorar las cosas, y debido a su naturaleza carroñera-depredadora, usan su boca para investigar todo lo que se les ponga al alcance. Esto puede generarles muchos problemas cuando encuentran algo dañino para su salud.

Para ayudarte a prevenir accidentes de tu perro, te presentamos una lista de 10 cosas comunes en cualquier hogar que pueden tener consecuencias nefastas para estos peludos.






1. Chocolate

Aunque el chocolate es un manjar para los humanos, y probablemente también para nuestros amigos caninos, no es buena idea que le des chocolate.

El chocolate contiene una sustancia tóxica para los perros, llamada teobromina. La teobromina es un alcaloide que se obtiene de la planta de cacao y que estimula el sistema nervioso central, causa broncodilatación y tiene diversos efectos cardiovasculares.

Los perros no pueden eliminar la teobromina con facilidad y, por tanto, ésta se convierte en un agente tóxico para ellos. Se estima que tan poco como seis gramos por cada kilo de peso del perro pueden ser letales.

De mayor preocupación es el chocolate negro, porque contiene 10 veces más teobromina que el chocolate de leche.

Los signos de envenenamiento canino por chocolate incluyen: aumento de la actividad general, diarrea, vómitos, incontinencia urinaria, aumento del ritmo cardíaco, aumento de la frecuencia respiratoria, temblores y espasmos. Es muy importante recalcar, que dichos signos no siempre se presentan inmediatamente después de que el perro ingirió chocolate, algunos signos se presentan incluso días después.

Así que, ¡nada de chocolate para tu perro!






Este analgésico que nos quita el dolor de cabeza y otros males de la vida moderna, es un veneno para nuestros perros. El envenenamiento con paracetamol en perros se produce porque el analgésico daña el hígado y los glóbulos rojos. Como resultado, un perro envenenado por paracetamol puede morir por necrosis hepática.

Se estima que 150 miligramos de paracetamol por cada kilo del perro es la dosis letal. Esto significa que dos comprimidos de paracetamol pueden matarlos.

Así que, ¡nada de paracetamol para tu perro!... aunque "según tú", le duela la cabeza.



Los álcalis comunes en las casas son la lejía, el permanganato de potasio y el hidróxido amónico. Estas sustancias se encuentran en líquidos para destapar cañerías, en detergentes para baños, cemento, amoníaco y detergentes para vajillas. También están presentes en las baterías alcalinas, incluyendo las baterías de reloj (tipo botón).

Si un perro ingiere cualquiera de esas cosas, tendrá irritaciones y quemaduras en las mucosas del tracto digestivo: boca, esófago, estómago, intestino y colon. Estos daños suelen ser fatales.

Los signos de envenenamiento por álcalis son: irritación de la mucosa oral, dolor en el tórax, convulsiones, babeo, falta de apetito y aletargamiento. La muerte suele ocurrir dentro de las 24 horas desde la ingestión.

Ten mucho cuidado y no dejes estas cosas al alcance de tu perro.





4. Bolitas de naftalina

Las bolitas de naftalina son sumamente peligrosas cuando se ingieren. Obviamente, el mismo peligro existe si tu perro se come una de estas bolitas.

El envenenamiento con bolitas de naftalina daña el hígado de los perros y afecta el sistema nervioso central. Sus síntomas incluyen vómitos y convulsiones.

Ten mucho cuidado de dónde pones estas bolitas y, de ser posible, no las uses.




5. Detergentes y suavizantes para ropa

Aunque los detergentes pueden ser tóxicos si tu perro los ingiere, los suavizantes para ropa son extremadamente tóxicos y pueden producir la muerte.

Los suavizantes para ropa contienen detergentes catiónicos, que también se encuentran en desinfectantes y germicidas.

Los síntomas de envenenamiento con estas sustancias incluyen: hipersalivación (babeo), letargo, vómitos, quemaduras en la boca, convulsiones, shock y coma.




6. Enjuague bucal

Algunos enjuagues bucales contienen ácido bórico, que es altamente tóxico para los perros.

Otros elementos frecuentes en un hogar, que contienen ácido bórico son las soluciones de limpieza de lentes de contacto y las soluciones para limpiar dentaduras postizas.

Los síntomas que puede presentar un perro envenenado con ácido bórico son: vómitos, babeo, convulsiones y coma.




7. Anticongelantes

Los anticongelantes se encuentran entre los mayores riesgos para las mascotas. Cada año mueren muchos perros a causa del envenenamiento por anticongelantes.

La razón por la que muchos perros mueren a causa de los anticongelantes es porque estas sustancias tienen olor y un sabor agradables para los perros. Entonces, no es raro que los perros decidan probar eso que huele tan bien.

El componente tóxico de los anticongelantes es el etilen glicol, que afecta la función renal y causa síntomas como: convulsiones, vómitos y letargo.




8. Blanqueadores de ropa

Los blanqueadores de ropa, como la lavandina y los compuestos que tienen cloro son muy tóxicos para los perros. Los síntomas que producen son: vómitos, babeo y dolor abdominal.

Nunca dejes estas sustancias al alcance de tu perro.





9. Pepas de frutas

Muchas pepas, o semillas de frutas son tóxicas para los perros. Algunas pepas son tan grandes que pueden obstruir el tracto respiratorio, pero otras son simplemente tóxicas.

Dos de las pepas más tóxicas para los perros son las del durazno y el damasco.

Los perros, aunque son más omnívoros que carnívoros, no evolucionaron para alimentarse de semillas. Por tanto, su sistema digestivo no puede procesar correctamente estos elementos. El resultado puede ser desastroso, así que evita que tu perro ingiera pepas de frutas.




10. Plantas ornamentales

Al igual que las semillas de las frutas, muchas plantas ornamentales son tóxicas para los perros y otros animales. Aunque los perros suelen comer pasto, aparentemente para mejorar su digestión cuando les falta fibra en la dieta, no son capaces de tolerar todos los vegetales.

Los síntomas que produce el envenenamiento por plantas pueden variar según la especie ingerida, pero en general incluyen vómitos y efectos sobre el sistema nervioso central.

Algunas plantas tóxicas para los perros son: tomate, espinaca, azalea, azafrán de otoño, aguacate (hojas), adelfa, actea, dulcamara, belladona, dedalera, cicuta, cicuta acuática, tejo, ricino y lirio de los valles.

Existen otras plantas que también son tóxicas para los perros, así que a podar el jardín!



Prevenir, la mejor solución


Debes mantener a tu perro alejado de todos los productos potencialmente tóxicos (insecticidas, venenos, pinturas, productos de limpieza, etc.). Hay que tener esto en cuenta y adoptar medidas de precaución si tienes que usar estos productos en casa, alejando a los perros de su exposición, no permitiendo que caminen sobre suelos todavía mojados con productos de limpieza que puedan llevar estos compuestos o zonas recién pintadas.

Nunca mediques a tu perro sin consultar antes con el veterinario, ni utilices productos contra parásitos externos que no sean específicos para esta especie. Consulta al especialista siempre que vayas a usar algún insecticida. Para actuar con rapidez ante una posible intoxicación, te resultará esencial tener siempre a mano el teléfono de urgencias de tu veterinario de confianza.

Si se produce la ingestión o el contacto con el tóxico, te recomendamos actuar de la siguiente forma:

* Limpia rápidamente las zonas de tu perro que hayan entrado en contacto con el tóxico, tales como boca, lengua, pelo y patas, utilizando solamente agua en abundancia. Si la presentación del tóxico es en polvo, es mejor aspirar el pelo o cepillarlo con la precaución de que no lo inhale ni el perro, ni la persona que lo está limpiando.

* Ten en cuenta que los disolventes para pintura pueden ser tan tóxicos o más que la propia pintura. Impide que se lama envolviéndolo en una toalla.

* Nunca provoques el vómito de tu perro sin consultarlo antes con el veterinario, porque si se trata de un tóxico corrosivo producirá una segunda quemadura en su tubo digestivo.

* Si se trata de una intoxicación por inhalación (humo, monóxido de carbono), mantén abierta la boca de tu perro ante aire fresco y llévalo lo antes posible al veterinario para que le ponga oxigenoterapia.

* Lleva siempre que te sea posible toda la información sobre el tóxico a la consulta del veterinario. Con esto le ayudarás en su trabajo



Pautas del veterinario


Llegar al diagnóstico exacto es importante para tratar correctamente al perro intoxicado. Es más fácil en aquellos casos en los que se haya podido comprobar el contacto del animal con el tóxico. Incluso en estos casos se debe ser muy prudente, porque puede ocurrir que el animal contacte con el veneno pero no se intoxique, ya sea por exposición insuficiente o por otras causas.



FUENTES:

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India