sábado, agosto 04, 2012

5 consejos para dormir con tu mascota



El permitir que nuestro perro o gato duerma en nuestra cama puede ser, con el tiempo, una mala decisión. Puede interrumpir nuestro descanso sin que nos demos cuenta o despertarnos cuando necesite ir al baño.

Una encuesta en el 2002 por parte de la Mayo Clinic Sleep Disorders Centers que incluyó a 300 pacientes con desordenes de sueño encontró que 53% del descanso de los dueños de mascotas era interrumpido cada noche, en parte, por sus mascotas. 

Permitir que tu mascota duerma en tu cama puede conducir a problemas potenciales como: 
- Aplastar a tu cachorrito si este es muy pequeño y tú das muchas vueltas en la cama cuando duermes. 

- Hacer caer a tu mascota de la cama, si es que te mueves mucho al dormir. 
- Si tu mascota no está perfectamente educada para hacer sus necesidades en un lugar específico y es muy pequeña como para bajar sola de la cama, entonces es posible que haga sus necesidades en tu cama mientras duermes. Esta sí es una situación desagradable.
- Tendrás que cepillar frecuentemente tus sábanas, frazadas y edredones para que no estén llenos de pelo. 


Siendo más pesimistas, también podríamos encontrar otros problemas como: 

- Si las tuviera, que tu mascota te pase las pulgas.
- Que te contagie alguna enfermedad (aunque si está vacunado, no habrá de que preocuparse).


Nada más cierto =P


“Es una decisión personal”, asegura Patrick Mahaney, veterinario y veterinario acupunturista certificado, de California Pet Acupunture and Wellness. “Las ventajas incluyen compañía, calor y una sensación de seguridad”. Las desventajas son la falta de un espacio para dormir para ti y la interrupción de patrones normales de sueño.

Para romper con el hábito de que tu mascota duerma en cama, Mahaney ofrece estos consejos:


1. Pon las reglas
Establece un área separada o cama para que tu perro duerma ahí.

2. Sé positivo
Utiliza técnicas de refuerzo positivo para que se sienta cómodo descansando en su propia cama.

3. No te eches para atrás 
Rechaza inmediatamente cualquier agresión territorial, como el que te gruña cada vez que te muevas o te mordisquee los talones. Si tu perro gruñe o te mordisquea, dile “¡No!” Luego, quítalo de la cama y ponlo en el piso o en su propia cama y ordénale que se siente y se quede ahí. Recompénsalo verbalmente o con un dulce para entrenarlo.





4. Deja a las mascotas encima de las sábanas
Si decides compartir tu cama con tu perro, Mahaney dice: déjalo dormir encima de las sábanas en vez de debajo de ellas. Puede tener deshechos ambientales, incluyendo materia fecal, en su pelaje.

5. Déjalo ir al baño
Dale a tu mascota la oportunidad de hacer sus necesidades en un límite de tiempo razonable andes de irte a dormir.

Si tu mascota está bien educada, los únicos problemas que deberían preocuparte si es que duerme en tu cama son los posibles daños que le causes al moverte de noche y los pelos en tu cama. Lógicamente, si tu peludo amigo es agresivo y gruñe o trata de morderte cuando lo quieres mover, entonces sí tienes un problema serio, aunque eso es muy relativo, cada quien conoce a su mascota y sabe hasta donde llegar con ella. Nuestro Rocky nos gruñe cuando lo queremos mover de la cama, pero no pasa de un simple ladrido y termina quitándose.





Sin embargo, si su perrito les gruñe al grado de asustarlos y mejor ni molestarlo, tengan por seguro que no es un problema de "quién es el líder de la jauría", sino algún problema relacionado con haber reforzado conductas agresivas o quizás algún problema de salud de tu mascota. Si te enfrentas a esta situación, lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda de un adiestrador profesional que te enseñe a educarla.También ten en cuenta que nunca tienes que dejar a un niño pequeño a solas con un perro. Ni siquiera con un perro pequeño, porque a la larga uno de los dos saldrá lastimado. Así que, aunque compartir la cama no es peligroso para un adulto, no permitas que tu perro comparta la cama con algún niño pequeño. 

Si quieres que tu mascota duerma en tu cama y tomas en cuenta estas consideraciones, ¡adelante! Deja que tu cachorro te robe las sábanas, eso sí, asegúrate de educarlo para que no ensucie tu cama y de enseñarle una orden para que se baje de ella cuando tú se lo ordenes. 


Fuente:
Reader’s Digest, Canadá, Noviembre 2009 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India