domingo, julio 13, 2014

El humo del cigarro también afecta a los perros.




Hace diez años, Shirley Worthington llevó a Tigger al veterinario cuando este empezó a sangrar del hocico. Cuando le comunicaron que su perro tenía cáncer supo la culpa era suya, debido a su adicción al cigarrillo, un hábito que no pudo abandonar hasta después de la muerte de su mascota.

El humo de segunda mano puede causar cáncer pulmonar y nasal en los perros, linfoma maligno en los gatos y alergia y problemas respiratorios en ambos animales, según estudios en la Escuela de Medicina Veterinaria en la Universidad Tufts en Massachusetts, la Universidad Estatal de Colorado y otros establecimientos.

No se conoce el número de mascotas que muere cada año, pero los veterinarios saben, gracias a pruebas de laboratorio y visitas a sus consultorios, que la inhalación de humo causa reacciones alérgicas, inflamación y cáncer nasal y pulmonar en los animales domésticos.

Worthington, de 52 años, residente en Brooklyn, Nueva York, dijo que fue fuerte fumadora mientras tuvo a Tigger, que murió a los 8 años en 2004. Un año después, la mujer, su madre y su hermana dejaron el cigarrillo en honor a la mascota desaparecida.


La posibilidad de que un perro se enferme de cáncer aumenta si vive con fumadores. El humo de segunda mano afecta nariz, garganta y pulmones causando tumores. El humo de cigarro también puede ser el causante de problemas alérgicos y respiratorios en los perros.






Humo de segunda mano (fumadores pasivos)

Los perros que inhalan el humo emitido por la acción de “fumar” de sus dueños, puede sufrir alergias severas. Los perros más suceptibles a desarrollar alergias graves y problemas de sinusitis, son los perros de hocico largo como los pastores o los galgos. Sin embargo, todas las razas corren riesgos. Los perros de hocico chato o corto como los Pugs, Bulldogs, Pekinéses, etc. pueden sufrir asfixia si están demasiado cerca del humo o en un salón con muchos fumadores, ya que el hocico chato limita su capacidad de tomar oxígeno.


Síntomas de alergia al humo de cigarro

Si cuando empiezas a fumar tu Super Cachorro persenta, estornudos, tos, silvidos al respirar o tiene dificultad para respirar, significa que ha desarrollado alergia al humo de cigarro y le está haciendo daño. En razas de ojos saltones como los Chihuahuas, los Shih Tzus o los Pugs, el humo de cigarro puede provocar un lagrimeo excesivo e incluso conjuntivitis crónica. El humo del cigarro también puede provocar problemas en los oídos.


Solución

No fumar cerca de nuestros Super Cachorros. Si notamos que incluso dejando de fumar cerca de ellos, los síntomas mencionados anteriormente persisten, es tiempo de consultar al veterinario.


Riesgos

Los riesgos de aspirar humo de cigarro son muchos: sinusitis, cáncer de pulmón, cáncer en las vías respiratorias y/o en la boca, alergias permanentes, fatiga crónica… y la lista sigue al igual que la lista de riesgos para los humanos.


Deja de fumar, por tu salud y los demás


Si fumamos en casa y a la vez convivimos con mascotas, niños, o simplemente más gente no fumadora, deberíamos replantearnos el dejar este hábito, o como mínimo reducirlo al mínimo fumando sólo en ocasiones señaladas. Ya no se trata sólo de nuestra salud, porque al fin y al cabo cada uno es libre de decidir lo que hace consigo mismo, sino por el bienestar de otros que se ven perjudicados por una acción ajena.






No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India