miércoles, marzo 17, 2010

La historia de Nico

"Nico" ^^


El jueves pasado que llegaba a casa, había un perrito que me recordó muchísimo a mi Rocky cuando lo recogimos de la calle. Debajo de ese pelito un poco largo y sucio, también se encontraba un Schnauzer.



Me dió mucha ternura y se me ocurrió dejarlo pasar a mi casa para que jugara un rato con Rocky. Nada de eso sucedió porque comenzaron a pelear O_o, nada de cuidado pero se gruñian y cada uno quería demostrar quien era el lider, el dueño de la casa jeje.

Mi papá me decía que sacara al perrito o después (tanto el perrito como yo) ibamos a sentir feo cuando nos tuviéramos que "separar", pero yo no quería hacerlo. Me entró la ilusión de adoptarlo y que se convirtiera en el compañerito de Rocky, pero como era casi imposible hacerlo debido a que mi mamá ya no quiere mas perritos porque, siendo honesta, ella es la que casi siempre limpia el cochinero que hace Rocky, aún así, yo tenía esa ilusión.


Después se me ocurrió decirle a mi papá: "¿Puedo tenerlo en el terreno y buscarle casa?", me dijo que a mi mamá le iba a dar el infarto pero me dió su permiso.
Realmente no tenían porque negarse... practicamente ni lo iban a sentir. No me agrada que las personas tengan a sus perritos en azoteas o patios, pero si esa era la única manera de yo poder ayudar y rescatar a este perrito de seguir vagando y exponiendose a los peligros de la calle, lo iba a hacer.

Después llegó mi hermano y también le latió la idea de adoptar a este pequeñín... prácticamente era un hecho adoptarlo, pero la última palabra la tenía mi mamá. Por un lado, claro que yo quería que adoptáramos a este peludo, pero por el otro le pensaba. Si finalmente Nico se quedaba en casa, el único problema sería que mis papás ya no me iban a dar chance de rescatar otro perrito porque me dirían que seguro también con ese me gustaría querdarme. Y prefiero que ya no me dejen tener mas perros a que ya no me dejen ayudarlos.


No haciendo mas larga esta historia, cuando mi mamá vió al perrito no hizo comentario alguno. Esa fué la señal que me dió a entender que ese perrito no podría quedarse en casa, no como parte de la familia al menos.

Ese día se quedó unas horas en el terrerno, le improvisé una casita, le puse un tapetito, agua y comida. Pero él no quería estar allí y aulló mucho... tanto, que mis hermanos terminaron por sacarlo del terreno y llevarlo al patio de la casa, ese día durmió allí.


Pasó todo el día viernes, casi todo el sábado y Nico seguía con nosotros. Pensamos en muchos nombres, yo quería que se llamara Peluche jeje, pero me decían que era un nombre muy "tontito y sin chiste" para un perrito, pero a mi me gustaba O_o. Después, por unos minutos se llamó Ziggy, pero finalmente nos gustó Nico... Nicolay, Ni-cola-ay jijiji.


En ratos, cuando mi mamá no se daba cuenta lo dejaba entrar a la casa :P... y era bastante tranquilo... pero ese sábado en la noche, serían como las 10:00 pm, tocaron el timbre... venían por él =(.

Resultó que no era de la calle, tenía dueños... pero yo que iba a saber o siquiera sospechar si lo veo solo frente a mi casa, con el pelito sin cepillar y sucio y lo peor aún, sin collar ni placa. Uno no es adivino para saber que perrito es de la calle y cual no. Y encima, estuvo casi 2 días conmigo y sus dueños (que resultaron vivir en mi misma calle) no dieron señales de buscarlo, así cualquiera pensaria que, o se habia escapado o lo habian abandonado.

Justo al día siguiente planeaba llevarlo a su servicio veterinario :P, a que lo bañaran y lo desparasitaran para comenzar a buscarle casa, pero ya no se pudo >.<.

Claro que me dió un inmenso gusto saber que tenía dueños, lo único que me dolió fué no poder conversar un poco con estas personas (no se dió la oportunidad). Me hubiera gustado saber que pasó, si se había escapado o lo habían dejado salir. Si era necesario, les hubiera dado algunas recomendaciones para cuidar mejor a mascota, me hubiera gustado saber su verdadero nombre pero bueno, al menos ya sé donde vive y Rocky y yo podremos pasar a saludarlo de vez en cuando ^^.

Espero que la experiencia de estas personas de haber perdido a su mascota, les sirva para cuidar mejor a su perrito.




Esta es la historia de Nico, otro de los perritos que han pasado por mi vida y que sin duda, siempre recordaré. Y este post lo dedico a aquellos dueños que piensan que no es necesario ponerle una placa a su mascota con el pretexto de "Nunca lo sacamos a la calle ¿para que la placa?", pues porque un día se les puede escapar y ¿cómo van buscarlo? o peor ¿cómo devolverlo si es que lo encontramos por ahí?.


Es super importante el collar y si se puede, mejor un chip. Los perritos no pueden salir solos a pasear, se pueden perder, los pueden atropellar, se los pueden robar, o en este caso los pueden confundir con perritos de la calle :S. Y no solo eso, si no están esterilizados y encuentran alguna perrita en celo, la pueden montar y dejar hijitos regados que solo vendrán a sufrir.

Sean dueños responsables y cuiden a sus mascotas!!!



Nico y Rocky







1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India