sábado, abril 23, 2011

Primeros auxilios para tu mascota (1/2)



Nunca sabemos lo que puede pasarles a nuestras queridas mascotas, que al ser tan curiosas y activas, pueden meterse en más de un lío indeseado. Por eso es conveniente tener algunas nociones de primeros auxilios para animales domésticos.

En muchas ocasiones el dolor que siente nuestra mascota hace imposible ayudarle. Una persona herida, dependiendo de su estado, de sus lesiones, de sus miedos, colabora más o menos con las indicaciones de los que intentan socorrerle; un perro o gato accidentado puede llegar a morder a su dueño. En ese caso el animal y el propietario necesitarían por igual los primeros auxilios. Un perro herido "no entiende" lo que le está pasando y suele colaborar bastante poco.

En cualquier caso, lo principal es mantener la calma. Los animales detectan rápidamente si nosotros estamos nerviosos y esto puede empeorar la situación. Debemos cuidar nuestro lenguaje corporal para transmitir tranquilidad a nuestros amigos en apuros y así, mientras llega la asistencia veterinaria, el saber cómo actuar en una emergencia, puede salvar la vida de nuestra mascota.



Determinar la gravedad de la situación

Si por desgracia nuestro amigo peludo sufre un accidente, es muy importante ponerse de inmediato en contacto telefónico con el veterinario o con la clínica de urgencias; el profesional nos indicará qué debemos hacer, será nuestras manos y nosotros sus ojos; el nos dirá si debemos o no presionar la herida que le hemos descrito, si hacemos un torniquete y cómo, él nos dará las pautas y la tranquilidad de actuar con ayuda cualificada.

Algunos accidentes serán del todo evidentes, como un hueso roto, por ejemplo. Otros, podrán no serlo pero no por ello, menos serios. Lo importante es usar el sentido común, determinar si la mascota está dolorida y actuar rápidamente.



Que hacer en caso de...



Ataques cardiacos

Aunque no es habitual, los animales también pueden sufrir un ataque cardíaco. En estos casos, mientras esperas que llegue el veterinario, tumba al animal sobre el costado derecho, con la cabeza y extremidades extendidas, y realízale un masaje cardíaco. Para ello, pon tu mano en el lomo sobre la pata izquierda y con la otra encima, presiona desde arriba 6 veces a intervalos de un segundo.


Apareamiento no planificado

El que tu perra/gata quede embarazada accidentalmente, no es necesariamente una emergencia, pero, muchas veces, los embarazos pueden ser prevenidos. Tu veterinario puede aplicarle una inyección a tu perra/gata justo después del apareamiento, con lo cual se evita que tenga cachorros. Es vital contactar a tu veterinario en 24 horas para que pueda coordinar el mejor momento para aplicar la inyección.


Accidentes en la calle

Si tu perro ha sufrido un accidente en la calle o regresa a casa herido, debes asegurarte de que permanezca en un lugar seguro, a fin de no ser lesionado nuevamente. Debes mantenerlo lo más cómodo y quieto posible. Si existiera sangrado, coloca vendas limpias ejerciendo presión en dicha zona. Consulta con el veterinario para saber qué pasos debes seguir.

Más información


Asfixia

Tu perro puede estarse ahogado y tirando frenéticamente de su hocico con las patas. Debes sujetar al animal y abrir su mandíbula para tratar de remover la obstrucción, ten en cuenta que puedes salir lastimado al hacer esto. Revisa el paladar de tu mascota ya que muchas veces los palos y los huesos se quedan atascados a través de este espacio. Si no da resultado o se te dificulta abrirle el hocico, abraza a tu mascota por debajo de la última costilla y realiza un movimiento seco hacia el interior del abdomen para tratar de expeler el objeto.

En algunos casos es necesario utilizar algo de anestesia para remover con seguridad el objeto del área de la boca. Es una buena idea que lleves a tu perro al veterinario para que lo revise, incluso después de haber removido el objeto.


Caídas


Lo mejor es que nuestra mascota permanezca quieta mientras la palpamos en busca de zonas demasiado blandas o dolorosas (eso nos lo dirá la reacción del animalito). También miraremos sus ojos (que no se inyecten en sangre) y las orejas, nariz y boca para asegurarnos que no sangra.

El estado de nuestra mascota también debemos analizarla, tenemos que ver si está consciente, semiinconsciente o inconsciente, algo muy importante.

Una vez visto todo eso y después de un rato quieto, es hora de que intente levantarse, si puede, para ver si tiene lesiones. Esto es lo que más nos puede advertir la gravedad de la caída. Si se tambalea, vomita, no se mantiene en pie o cojea, puede ser síntoma de que hay algo mal en él y que necesita ayuda profesional urgente.



Cortaduras en las patas

Si tu mascota presenta un corte en alguna de sus patas y el sangrado es abundante, coloca una gasa en la herida y asegúrala con un adhesivo. Jamás uses vendas elásticas o algún torniquete por más de 15 minutos. Lleva tu perro al veterinario a fin de que sea atendido apropiadamente.


Convulsiones (Espasmos)

Si tu mascota se encuentra sufriendo movimientos espasmódicos repentinos, usualmente con rechinamiento de los dientes, acompañados por salivación, micción y defecación, entonces está sufriendo un espasmo o convulsión. También puede caerse hacia un lado. Manténte alerta a los violentos movimientos retorcidos de los músculos debajo de la piel de la cabeza, cuello y extremidades.

Lo primero que debes hacer es remover el collar de tu mascota y asegurarte de que se encuentre fuera de alguna área de peligro como pueden ser las escaleras, las chimeneas y las mesas inestables. Asegúrate de que puede respirar, para esto, toma su cabeza y trata de mantener su cuello lo más extendido posible. No coloques tus dedos dentro del hocico. Manten el ambiente oscuro y tranquilo y evita ruidos repentinos como los timbres y las puertas que se cierran con violencia. La mayoría de las convulsiones pasan rápidamente, ¡aunque parezcan interminables!.

Toma nota de los síntomas exactos antes, durante y después de la convulsión, y llama al veterinario lo más pronto posible.


Colapso

Si tu mascota colapsa, llama al veterinario inmediatamente. Ponlo sobre una sábana y manten sus vías respiratorias libres extendiendo su cuello y manteniendo su lengua fuera para ayudar a la circulación de aire.


Diarrea aguda

La diarrea consiste en una defecación muy blanda, pudiendo contener moco y/o sangre. Se debe evitar la ingesta de sólidos y ofrecerle, en pequeñas cantidades, agua o caldos ligeros a fin de evitar una deshidratación. Si la diarrea persiste o el animalito se encuentra débil o letárgico, consulta inmediatamente con el veterinario.



Envenenamientos (Intoxicaciones)

Algunos tipos de veneno pueden matar a nuestra mascota, por ello debemos ser muy prudentes en el tratamiento de un animal envenenado. A veces el envenenamiento resulta de consumir una sustancia tóxica. A menos que la mascota haya sido vista consumiendo la sustancia, puede resultar difícil diagnosticar el cuadro.

La prevención es el mejor método para proteger a nuestro amigo. Ante un posible caso de envenenamiento, traslada a tu mascota inmediatamente al veterinario. Lleva contigo el producto ingerido y la lista de los ingredientes. No induzcas el vomito.

Si tú o alguien en la familia, ve al animalito tragando algún tipo de veneno, llama al veterinario inmediatamente, pídele su consejo rápidamente y lleva el resto del veneno, en caso de que haya quedado algún sobrante, al veterinario.

En casos extremos, donde no cuentes con ayuda profesional, si el animal ha ingerido materiales corrosivos, trata de que beba leche o agua para diluir el veneno. Si el tóxico entra en contacto con la piel, lávalo inmediatamente con grandes cantidades de agua para evitar que al lamerse ingiera el veneno. Si es necesario, córtale el pelo para eliminar los restos del producto.


Fracturas

No es recomendable entablillar a nuestra mascota a menos que sepamos cómo hacerlo correctamente. La debemos llevar de inmediato a la clínica y en lo posible no dejar que apoye la parte fracturada. En el traslado debemos tratar de no mover el miembro afectado y de mantener el peso de la mascota alejado de la fractura. Debemos de actuar con cuidado y suavidad, evitando todo movimiento innecesario.

Si se ha producido una fractura abierta deten la hemorragia por medio de un torniquete, pero aplícalo sólo durante algunos minutos (nunca más de 15), utilizando tiras de tela y evitando las gomas o cuerdas. Siempre por encima de la herida, entre ésta y el corazón.
Golpes de calor

El calor y los rayos solares también afectan a los animales. Uno de los primeros síntomas del golpe de calor es un jadeo constante. Si le ocurre esto a tu mascota llevala a un lugar fresco y pásale una esponja mojada por la cara para refrescarlo y facilitarle la respiración. También puedes cubrirlo con una toalla mojada e ir salpicando la misma con agua fría para que no se caliente. Además, deja que beba toda el agua que quiera.

Los golpes de calor son más frecuentes de lo que imaginamos y pueden ser fatales. Se dan fundamentalmente en verano cuando dejamos a nuestras mascotas en vehículos (por un corto espacio de tiempo) o cuando estos realizan excesiva actividad física continuada y sin beber. Cuando nuestra mascota se sienta indispuesta tras una larga exposición al sol, la prioridad debe ser bajar su temperatura corporal virtiendo agua tibia sobre su cuerpo y sus extremidades.

Otras causas también pueden ser la falta de sombra para mascotas que tienen su casa en el exterior y la falta de agua potable (Más información).



Ver siguiente parte >>

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India